top of page

Selección de Sexo

La selección del sexo es un proceso que permite a las parejas o a los individuos elegir el sexo genético de su hijo. Esto se hace analizando con PGT-A el embrión o embriones que se crean mediante FIV antes de implantar uno en el útero. Es importante señalar que la selección del sexo sólo puede hacerse utilizando embriones de FIV. Se recomienda utilizar el término "selección de sexo" en lugar de "selección de género", ya que ahora se sabe que el género es la autoidentificación de una persona. El sexo de un niño, en cambio, viene determinado por su

composición genética heredada, concretamente por la presencia de cromosomas XY masculinos o

cromosomas XX femeninos.

 

Hay varias razones para considerar esta opción que pueden clasificarse en 3 categorías:

Médico

Algunos padres portadores de ciertas enfermedades genéticas ligadas al sexo, como la hemofilia, la distrofia muscular y el síndrome X frágil, pueden optar por métodos de selección del sexo para evitar el nacimiento de niños afectados por estos trastornos. La selección del sexo permite a las parejas elegir embriones femeninos o masculinos no afectados, reduciendo así el riesgo de estos trastornos genéticos en su descendencia.

Equilibrio familiar

Algunos futuros padres pueden estar interesados en elegir el sexo de su hijo para equilibrar el número de niños y niñas de su familia o para tener un hijo del sexo específico que desean. La selección del sexo puede ser útil para garantizar que una familia tenga hijos de ambos sexos o si sólo desean tener un hijo para asegurarse de que será del sexo que desean.

Personal

Algunos pacientes pueden optar por seleccionar el sexo de su bebé basándose en sus preferencias personales. Por ejemplo, una madre puede desear una niña o un padre un niño. Es importante señalar que todas las razones para seleccionar el sexo del bebé, incluso las no médicas, son válidas para los padres que deciden hacerlo para formar su familia.Consideraciones éticas Si está considerando esta opción por razones médicas, no hay consideraciones éticas que deban discutirse antes del tratamiento. Sin embargo, si está eligiendo esta opción por motivos de equilibrio familiar o personales, existen algunas preocupaciones éticas que deben abordarse antes de proceder al tratamiento; un ejemplo es qué hacer con los embriones no utilizados del sexo opuesto. Por ejemplo, si una pareja desea un niño pero sólo tiene embriones femeninos, o si una pareja tiene varios embriones de ambos sexos pero sólo desea una niña. Por eso los pacientes sólo pueden recurrir a esta opción de fertilidad después de abordar todas las consideraciones éticas y recibir una sesión de consejería.

Esta opción sólo está disponible en México, lo que significa que todas las personas que se planteen

la selección del sexo tendrán que viajar a México para realizar el tratamiento (FIV más PGT-A).

bottom of page